ePrivacy and GPDR Cookie Consent by Cookie Consent

La obra de Bar Bóo: icono del modernismo gallego

Algunas de sus obras figuran en el Docomomo International.

En Ünique tenemos actualmente tenemos la suerte de tener en venta una propiedad obra de este genial arquitecto: la Casa Vázquez en Oia. En ella Bar Bóo jugó con la pendiente del terreno y sus vistas para dar la estructura de la casa en hormigón y piedra acercándose un poco más a la arquitectura de Wright. Además algo muy caracterísitico de sus obras es la utilización de los niveles a media planta, que separa las diferentes piezas de la casa pero que a su vez la unen en un solo espacio. 

Este arquitecto vigués comenzó a diseñar desde muy joven. Estudió en Madrid pero se trasladó de nuevo a su ciudad natal donde trabajó toda su vida. 

Junto con Andrés Fernández-Albalat Lois en La Coruña, ambos introdujeron las corrientes de arquitectura moderna que se movían por Europa, basándose en el diseño racionalista.

En 1957 diseña su primera obra, el edificio Bar Bóo, que es uno de sus proyectos más destacados y se encuentra en el Catálogo del Comité Ibérico de Documentación y Conservación del Movimiento Moderno (Docomomo) por ser el inicio de la arquitectura contemporánea en la ciudad. Con una fachada acristalada con jardineras, un patio-jardin interior y, relacionando con todo ello la estructura exterior con la distribución interior del edificio que supuso una gran innovación para la época.

Sus propuestas de viviendas unifamiliares en las casas Couto, Saldaña y Cendón en 1958 han sido un gran referente para la arquitectura, ya que basándose en el minimalismo, consiguió un perfecto equilibrio entre los cubos de hormigón, el zócalo de granito, las cubiertas planas y las fachadas acristaladas que permiten enmarcar el paisaje desde el interior.

Posteriormente, basándose en la Bauhaus, diseñó las fachadas de los edificios con simetría asimétrica, acentuando sus volúmenes y generando sensación de movimiento pero a su vez de orden, y revistiéndolas con texturas y colores, como en los edificios Cooperativa de San José Obrero (1969) y Vicente Suárez (1972). 

En 1985 desarrolla una de sus grandes obras, el edificio de los Juzgados de La Coruña, tres edificios unidos en un patio cubierto central presidido por una magistral escalera helicoidal y que destaca por sus volúmenes, y en cuyo diseño se basa en su gran referente Frank Lloyd Wright.

Xosé Bar Bóo supo adaptar la modernidad al entorno y tradición de Galicia, manteniendo siempre una visión ética y objetiva de la profesión.



Comparte:


Agencia inmobiliaria. Venta de propiedades exclusivas. © Ünique Singular Properties · Aviso legal / Política de protección de datos / Política de Cookies [cambiar preferencia de cookies].

Usamos Cookies para mejorar su Experiencia como usuario. No comercializamos ni comercializaremos con sus datos.

Vender propiedadBuscar propiedades