ePrivacy and GPDR Cookie Consent by Cookie Consent

Previsiones sobre el sector inmobiliario

Dos segmentos, dos realidades.

A pesar de que el número de compraventas y los precios de los inmuebles han aguantado el tipo, pese a la incertidumbre provocada por la guerra en Ucrania y los niveles récord de inflación, los datos indican en líneas generales que el cambio de ciclo inmobiliario está al caer.

En este contexto, a las malas expectativas económicas se suman las subidas de los tipos de interés aplicados por el Banco Central Europeo (BCE), que se traducen a su vez en un encarecimiento de las hipotecas. Por todo ello, hay consenso en el sector sobre un próximo ajuste en los precios y un descenso en el número de operaciones. En esta línea se han manifestado el Consejo General de Colegios Oficiales de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de España o la Red De Agencias Inmobiliarias entre otros.

¿Cómo se puede ver afectado el sector residencial premium?

La relación oferta demanda de vivienda en este segmento sigue siendo de gran desequilibrio, consecuencia de las particularidades de este tipo de propiedades y de las zonas en las que se encuentran, el centro de las ciudades y las áreas residenciales exclusivas en el caso de la vivienda unifamiliar. Debido a estos motivos, el perfil del comprador de este tipo de vivienda suele llevar en búsqueda mucho tiempo, por lo que si encuentra lo que está buscando probablemente realizará la compra. Además, la subida de los tipos de interés no le afectan de la misma manera que al comprador medio, en muchas ocasiones no buscan financiación externa o si lo hacen, es en menor medida. Por estas circunstancias es muy probable que en estos segmentos en particular veamos solo una contención o una mínima reducción en los precios y en la demanda.

En cualquier caso, aunque al conjunto de compradores del segmento de viviendas de alto valor no le afectará tanto la futura coyuntura económica como al comprador medio, los propietarios de vivienda deben de aprovechar el momento actual, ya que este cambio de tendencia se va a dejar notar en el aumento del tiempo medio de venta de una propiedad. Se recomienda por esta razón, a los propietarios, que ajusten el precio de venta de sus viviendas siendo rigurosos con la realidad del mercado, con el objetivo de vender su propiedad en un plazo de tiempo razonable.

En relación a la vivienda de obra nueva, los promotores ya han comenzado a aplazar su inversión en nuevos proyectos o a ser más conservadores en el análisis de éstos, a la espera de que se ajusten los precios o surjan nuevas oportunidades. Se estima que los activos valdrán menos dentro de seis meses, por lo que se están ralentizando muchas operaciones que estaban a punto de cerrarse.

En este sentido, el mercado de compradores no debería dejar pasar la oportunidad de comprar, ya que un período largo de recesión puede volver a dejar una escasa oferta de obra nueva, como ocurrió en la última crisis del sector, habida cuenta de que los períodos de desarrollo desde la compra del suelo hasta la entrega de las viviendas suelen estar entre los tres y cinco años. Dependiendo de sus circunstancias, muchos compradores pueden encontrarse en un buen momento para la compra de este segmento de vivienda, que con la actual coyuntura sigue siendo un refugio para el perfil inversor.



Comparte:


Agencia inmobiliaria. Venta de propiedades exclusivas. © Ünique Singular Properties · Aviso legal / Política de protección de datos / Política de Cookies [cambiar preferencia de cookies].

Usamos Cookies para mejorar su Experiencia como usuario. No comercializamos ni comercializaremos con sus datos.

Vender propiedadBuscar propiedades