Escapadas por Galicia: Ardoa Apartamentos en Baldán

Galardonados con el premio Juana de Vega de arquitectura en 2008 y el Premio Europa Nostra 2003.

La arquitectura de formas del vigués Alfonso Penela se puede disfrutar cualquier fin de semana. Sobre la ría de Aldán, en Cangas, se alzan cuatro apartamentos vacacionales con vistas privilegiadas. Se trata de una construcción que puede  funcionar como una única vivienda o como cuatro apartamentos, lo que da una idea de la complejidad de la construcción. En su diseño destacan las tres cubiertas de zinc, que recuerda a los cascos de los barcos invertidos y que consigue que, pese a su singularidad, encajen en el ambiente marinero del pueblo. Los interiores están recubiertos de una piel de cedro y roble que aporta la calidez necesaria en una vivienda con grandes ventanales.

A Casa de Aldán es una antigua fábrica de salazón restaurada. La restauración fue hecha conservando los rasgos y estructura de la fábrica que le confieren un carácter especial al pequeño hotel. Las habitaciones con vistas a la Ría de Aldán y su puerto hacen de esta casa un sitio idílico para el descanso y la contemplación. 

El inmueble tiene dos edificaciones principales que aparecen unidas por un gran patio porticado que desde el exterior tiene alzado de muro de cantería. El patio tenía en otra época utilidad de entrada y primer procesamiento del pescado. En la actualidad los sillares para sostén del antiguo tornillo continuo se mantienen como elemento retórico de la obra y junto a ellos se encuentra un luminoso salón comedor y una sala de estar con muebles de piel de tonos neutros.

Las habitaciones están vestidas con lino y tienen una estructura de madera que se repite a lo largo de las dependencias. En cada pasillo o para construir el espacio de cada habitación hay una especie de grandes cajas de madera que sirven de habitáculo dentro del contenedor de piedra. El concepto recuerda, en una variación estética, un poco a la intervención de Gae Aulenti en el Gare d’Orsay parisino.


El proyecto mereció el Premio Europa Nostra, que fue entregado al arquitecto y sus comitentes por doña Sofía en el Museo del Prado en el año 2003.

Cerca de la casa se encargó la construcción de otro edificio al arquitecto Penela. Se trata de un inmueble de aires expresionistas, donde las aristas se sincopan en perspectivas irregulares y de cada esquina surge una ventana por sorpresa o una vista al mar como en una pantalla de cine.

En el interior, unas grandes cajas de madera que sirven como cocina, baño, cama plegable, literas y armarios.



Comparte:


Agencia inmobiliaria. Venta de propiedades exclusivas. © Ünique Singular Properties · Política de privacidad.

Usamos Cookies para mejorar su Experiencia como usuario. No comercializamos ni comercializaremos con sus datos.

Buscar propiedades